Archivo para 21 diciembre 2008

21
Dic
08

Ha llegado el invierno.

Hoy a la 13:42 hora española en el hemisferio norte. ¿Es importante? dice mi hijo… pues entiendo que si. Nuetra vida ha estado sujeta a los cambios, a los ciclos de las estaciones.

Las fiestas, como la Navidad por ejemplo, tienen su raiz profunda en el cambio de las estaciones. Y el hecho de que sea el día del año con menos horas de Sol, quizá durante siglos tuvo su trascendencia.

Es posible que conocer que hoy sea un día concreto, el de menos luz, nos de una idea de cuanto tiempo nos falta para poder cultivar las patatas que nos comeremos en otra estación.

El día que hemos vivido hoy ha sido un día mágico. Lo has notado, ¿verdad?

Anuncios
01
Dic
08

No deseo nada.

Dentro de poco estaremos felicitándonos, dándonos besos y exhudando buenos sentimientos por todos los poros de nuestra piel.

Yo no deseo nada, y es que quizá el valor de las cosas, y de los sentimientos también, se relativice a medida que transcurre la edad, que no el tiempo. 

Los árboles de Navidad, al igual que las luces y los belenes me resultan frívolos. Los buenos deseos me parecen faltos de contenido y de el ámbito cristiano, un manejo la Navidad. 

No es un problema de los que están y no están, es que, como si de un ciego se tratase mi mirada a este respecto se enfría y se oscurece. No voy a culpar a nadie de nada, ni a dirigir mi dedo acusador contra los que deseen paz, amor y dinero, no voy a hablar mal de los cristianos que viven la Navidad en su corazón, ni del resto que la viven en sus bolsillos, no voy ha hacer un sólo comentario en contra de Papa Nöel, ni de Melchor, Gaspar o Baltasar, ni del Niño Jesús.  Para variar, sólo me dejaré llevar por los acontecimientos, como si yo mismo fuese una bola roja colgada de la rama de un abeto.

Y para los que me deseen una Feliz Felicidad, con respeto, mi silencio profundo y sereno.

Feliz Felicidad.

Feliz Felicidad.