Archivo para 29 abril 2013

29
Abr
13

Repartiendo responsabilidades.

Me asombro al escuchar en un desordenado debate de televisión las palabras de quien creo que es el presidente honorario de los empresarios de la Comunidad de Madrid.

Entiendo que su planteamiento es, que el trabajo sumergido tiene una doble responsabilidad, la del empresario y la del trabajador. Evidentemente así sería si los dos estuviesen en un plano de igualdad, pero no es así. No podemos olvidar que el empresario se lucra del trabajo realizado por los trabajadores, que en la mayoría de los casos son explotados con salarios indignos, trabajando en condiciones inmundas. El trabajador pone la mano para recibir unos pocos euros; nadie se hará rico.

Por otra parte, si, tiene razón… si se pagasen los tributos de esos trabajos, haríamos escuelas, carreteras, y tantas cosas. Lo que sucede es que aun pagando “como Dios manda”, ese dinero destinado al bienestar social acaba yendo de viaje a paises como Suiza y demás dentro de maletines. No nos escandalicemos por el hecho de que unas famílias puedan comer.

Si, podemos pensar que la responsabilidad se puede repartir, para que el lobo no parezca tan lobo, ni tenga tan grandes las orejas, las zarpas y los dientes pero, pensemos un poco.

Y aunque no se si es del todo un buen ejemplo ahí va mi pregunta. ¿En el derrumbe del edificio en Bangladesh donde tabajaban por cuato chavos cientos de personas tejiendo, tiene la misma responsabilidad el empresario que acina a los trabajadores en un lugar del que es sabido que no reune condiciones pagando una salario vergonzante, digo… es la misma responsabilidad la del empresario  que la de los trabajadores? Pues son o serían según este tertuliano, tan culpables los unos como los otros. Qué verguenza.

Anuncios
02
Abr
13

Ni en tiempos de Franco…

Recuerdo mi niñez cuando, en tiempos de Franco llegaba la Semana Santa. Todo era sobriedad en la televisión , en la radio y en los espectáculos, que cerraban y detenían su actividad durante esos días de procesiones y demás.

Años más tarde, en la T.V.  hacían aquellas películas de romanos, los peplum; de santos, de santas y de todo aquello relacionado con la vida de Jesús.

Bueno, Franco murió y la sociedad fue cambiando poco a poco, pero sólo un poco, valga la redundancia, hasta el extremo de que tan poco cambió que hoy día, al menos en la T.V. nos aturden con “otras” películas: bíblicas, de santos y santas, de milagros, de… incluso del Antíguo Testamento…

Respeto profundamente a aquel que decide su camino por la vía de la religión, ya que entiendo que no es más que una opción de nuestra sociedad y de nuestra cultura. Ahora, ¿cuando seremos respetados los no creyentes?

Está claro que puedo apagar el televisor, si, puedo decidir, pero la cuestión es que no veo lo que espero ver puesto que somos muchos los que contribuimos con nuesto esfuerzo para “poder ver otras cosas”, y lo que espero ver, es ese pequeño cambio en la sociedad. No es tan importante la Semana Santa sevillana, ni la de Zamora, ni la de tantos y tantos lugres “santos” como para gastar tantos recursos que sólo muestran contenidos vacíos y escenarios recargados utillería.

Prácticamente todas las cadenas de la T.V. en España nos han colmado de Semana Santa, horas y horas… de películas y de actos religiosos en un Estado aconfesional.