Archive Page 2

28
Ago
13

A modo de respuesta…

flag

Anuncios
02
Jul
13

Te echo de menos.

Hoy estoy triste, quizá llorón. No dejo de acordarme de mi madre, y es que el tiempo pasa sin que nos demos mucha cuenta, y hace ya casi un año que felleció.

La echo de menos, evidentemente por los fueres vínculos familiares que surgen entre los padres y los hijos pero, también porque es difícil encontrar personalidades, humanidad y enterezas, como aquellas que nos dejaron.

No se trata de honrar al padre y a la madre, no, no es una cuestión de mandamientos, es la realidad de mi corazón. No he conocido a nadie con la entereza y la honradez de la que mi madre “no hacía gala”. Es un juego de palabras…

Todo se acaba, los papeleos, las herencias, los problemas, y un largo etc. pese a todo, aún llevo su DNI y su cartilla sanitaria en mi cartera, como si en algún momento fuese a hacerme falta echar mano de ellos.

Mañana me quitaré de la cartera estos documentos. Aligeraré de algún modo mi corazón pero seguiré sintiendo que te echo de menos.

24
Jun
13

La verdad, ¿donde está la verdad?

Hace unos días publiqué en otro de mis Blog, un comentario sobre el contertulio Marhuenda, al que taché de imbécil por unas declaraciones suyas en un programa de TV.

Hoy, el mismo hecho, o mejor dicho, la misma “motivación televisiva” me lleva a plantear algo similar con nuestro Ministro de Educación el Sr. Wert; y es que también en un programa de TV se puso en tela de juicio unas declaraciones en las que el Ministro afirmaba que con este Gobierno se había realizado la mayor inversión en becas en el transcurso de la historia.

Las “cuentas” aparecieron en una pantalla en forma de gráfico quedando como falso aquello que el ministro afirmaba. Fue en la etapa del Sr. Zapatero cuando más inversión se ha realizado en becas. Pero no es de esto de lo que quiero hablar. De lo que quisiera hablar es de la responsabilidad de lo que se dice y de quien lo dice, y donde se encuentra la verdad, ¿en la tele, en el DOC, en unas declaraciones de un impresentable o en las de un ministro?.

No sé si creer o no aquello que se dijo en el programa de televisión, que supongo que fue correcto mostrando una información veraz dada la trayectoria periodística del mismo, pero puesto que el Sr Ministro y el Gobierno en general no ha hecho otra cosa que mentir y ocultar información a los ciudadanos… cabria pensar con gran duda que las palabras del ministro no fuesen todo lo veraces que cabría esperar.

Si simplemente se trata de una “machada”, o un comentario necio, el Sr,. Ministro debería de dimitir –se trata de algo serio–  ya que no es tolerable que un ministro nos mienta. Y en caso contrario,  si no nos mintió, si los datos que aporta son los que de forma seria baraja, también debería de dimitir por apoyarse en la mayor incompetencia, la suya, y por no contrastar datos o no verificar aquello que se dice. En ambos casos es intolerable que estemos pagando, o  a un mentiroso, o a un inepto.

Ministro Wert, sus actuaciones acabarán pasándole factura. No obstante, y pese a todo yo me pregunto: ¿donde está la verdad?

07
May
13

Somos muy frágiles.

Me han dado una mala noticia. Ayer falleció un amigo y hoy, esta misma tarde era su entierro. Una persona con la que hice buenas migas nada más conocernos, un compañero de clase en la Academia Luís Vives, donde con otros hicimos nuestro acceso a la Universidad; él en Matemáticas, y yo en Historia del Arte .

Se me han llenado los ojos de lágrimas recordando a Toni, una persona excepcional donde las haya y con quien la vida se ensañó cruel, arrebatándole un hijo, Carles, a muy temprana edad.

Toni, era todo corazón, un hombre hecho a si mismo, que comenzó recogiendo cartones en Cullera y que a mi modo de ver llegó, porque hacía felices a quienes tenía a su lado. Me hizo feliz el hecho de ser su amigo, tomar esas cervezas en la plaza de la Virgen y charlar. Qué precioso tesoro.

Pienso en la fragilidad de las personas, de las cosas que nos rodean, incluso siendo fuertes, grandes, como lo era Toni. Él era una persona verdaderamente especial.

 

06
May
13

La inmundicia de El País

Estoy más que convencido que el periódico El País he recibido muchas críticas antes que esta. De todos modos, más que contra el períódoco yo quisiera “tirar” contra el periodista. Nefasto periodista que, nos transmite una notícia, aportando información que nada tiene que ver con el momento y desde luego, habla del mal gusto de quien hay detrás de ella. ¿Qué no sabía de qué escribir esta persona?, imperdonable.

Es una tremenda iresponsabilidad. Un verdadera falta de gusto, quizá de ética profesional, y desde luego muy inoportuno hablar del fallecimiento del padre de una persona, mostrando cuestiones que nada tienen que ver con el sufrimiento ante la pérdida del ser querido o respecto al accidente acaecido. Desde luego, es para llamar la atención a esa persona, que, con su poca responsabilidad escupe su falta de profesionalidad al quien puede leer: Fallece atropellado por un camión el padre de Mònica Oltra.

Esta inmundicia de noticia hace referencia al nivel que podemos esperar los ciudadanos también ante la prensa.

Por mi parte, mi más sincero respeto a Mónica Oltra, y a su família por la perdida.

29
Abr
13

Repartiendo responsabilidades.

Me asombro al escuchar en un desordenado debate de televisión las palabras de quien creo que es el presidente honorario de los empresarios de la Comunidad de Madrid.

Entiendo que su planteamiento es, que el trabajo sumergido tiene una doble responsabilidad, la del empresario y la del trabajador. Evidentemente así sería si los dos estuviesen en un plano de igualdad, pero no es así. No podemos olvidar que el empresario se lucra del trabajo realizado por los trabajadores, que en la mayoría de los casos son explotados con salarios indignos, trabajando en condiciones inmundas. El trabajador pone la mano para recibir unos pocos euros; nadie se hará rico.

Por otra parte, si, tiene razón… si se pagasen los tributos de esos trabajos, haríamos escuelas, carreteras, y tantas cosas. Lo que sucede es que aun pagando “como Dios manda”, ese dinero destinado al bienestar social acaba yendo de viaje a paises como Suiza y demás dentro de maletines. No nos escandalicemos por el hecho de que unas famílias puedan comer.

Si, podemos pensar que la responsabilidad se puede repartir, para que el lobo no parezca tan lobo, ni tenga tan grandes las orejas, las zarpas y los dientes pero, pensemos un poco.

Y aunque no se si es del todo un buen ejemplo ahí va mi pregunta. ¿En el derrumbe del edificio en Bangladesh donde tabajaban por cuato chavos cientos de personas tejiendo, tiene la misma responsabilidad el empresario que acina a los trabajadores en un lugar del que es sabido que no reune condiciones pagando una salario vergonzante, digo… es la misma responsabilidad la del empresario  que la de los trabajadores? Pues son o serían según este tertuliano, tan culpables los unos como los otros. Qué verguenza.

02
Abr
13

Ni en tiempos de Franco…

Recuerdo mi niñez cuando, en tiempos de Franco llegaba la Semana Santa. Todo era sobriedad en la televisión , en la radio y en los espectáculos, que cerraban y detenían su actividad durante esos días de procesiones y demás.

Años más tarde, en la T.V.  hacían aquellas películas de romanos, los peplum; de santos, de santas y de todo aquello relacionado con la vida de Jesús.

Bueno, Franco murió y la sociedad fue cambiando poco a poco, pero sólo un poco, valga la redundancia, hasta el extremo de que tan poco cambió que hoy día, al menos en la T.V. nos aturden con “otras” películas: bíblicas, de santos y santas, de milagros, de… incluso del Antíguo Testamento…

Respeto profundamente a aquel que decide su camino por la vía de la religión, ya que entiendo que no es más que una opción de nuestra sociedad y de nuestra cultura. Ahora, ¿cuando seremos respetados los no creyentes?

Está claro que puedo apagar el televisor, si, puedo decidir, pero la cuestión es que no veo lo que espero ver puesto que somos muchos los que contribuimos con nuesto esfuerzo para “poder ver otras cosas”, y lo que espero ver, es ese pequeño cambio en la sociedad. No es tan importante la Semana Santa sevillana, ni la de Zamora, ni la de tantos y tantos lugres “santos” como para gastar tantos recursos que sólo muestran contenidos vacíos y escenarios recargados utillería.

Prácticamente todas las cadenas de la T.V. en España nos han colmado de Semana Santa, horas y horas… de películas y de actos religiosos en un Estado aconfesional.